Auditorías de Sistemas de Gestión de Seguridad Alimentaria. Un software adecuado puede ser tu aliado

Actualizado: 7 jul


Por: Carla González Jiménez / Customer Success Leader en Wiibiq


Si estás relacionado de alguna forma con la cadena de suministro de empresas de manufactura o de alimentos, certificadas con Buenas Prácticas de Manufactura o Sistemas de Gestión de Inocuidad Alimentaria, seguramente habrás experimentado auditorías donde se te ha requerido identificar la ubicación de las unidades de un lote de producto en particular, además de los detalles referentes a su fabricación, todo esto en un límite de tiempo definido. Esto se conoce como el Ejercicio de Trazabilidad, mismo que es importante para demostrar la efectividad de este sistema.


Y es que implementar un sistema de trazabilidad de producto es un requisito indispensable en normativas y Sistemas de Gestión de la Inocuidad Alimentaria, tanto ecuatorianas (como la Normativa Técnica Sanitaria para alimentos procesados ARCSA-DE-067-2015) como internacionales (Buenas Prácticas de Manufactura o GMP, Codex Alimentarius, HACCP, ISO 22000:2018, BRC, IFS, SQF, entre otros).


De hecho, sistemas de esta naturaleza son fundamentales no únicamente para el sector alimenticio, sino en industrias como la farmacéutica, cosmética, higiene doméstica e institucional; y cuidado animal.


Durante mi tiempo al frente del área de Calidad de una empresa de productos de limpieza para la industria, recibí auditorías de buenas prácticas, no solo de certificación, sino también por parte de clientes del sector alimenticio. En mi experiencia, el ejercicio de trazabilidad de producto es la parte más tensionante de una auditoría de certificación de BPM.


Recuerdo a los auditores solicitar se localice la ubicación actual del 100% de producto elaborado en un lote elegido al azar en ese momento, dentro de un periodo de dos horas, y encontrarme, junto a mi equipo de trabajo, en la tarea de recolectar y procesar información para poder solventar el requerimiento: órdenes de producción, registros de recepción de materias primas, certificados de análisis, órdenes de despacho, facturas a clientes, etc, etc. Todo en un ir y venir de carpetas físicas y de reportes bajados del sistema ERP (no necesariamente actualizados al minuto), y digitar toda la información en una matriz diseñada para el efecto, como si de armar un rompecabezas se tratase, esperando además no cometer errores de digitación, dado el nerviosismo del momento.


Ciertamente, no es una tarea sencilla. En esa posición, uno puede llegar a pensar cuál es realmente la trascendencia de un simulacro de esa naturaleza. Pero evaluando la importancia del sistema de trazabilidad en el contexto de la seguridad alimentaria, vemos que no es un tema para dejar al azar.


¿Qué es la trazabilidad y por qué es importante?


La norma ISO 22005:2007 Trazabilidad en la cadena alimentaria, define como trazabilidad en el ámbito de la industria alimenticia, a la “capacidad de seguir el recorrido de un alimento a través de las etapas especificadas de producción, procesamiento y distribución”. Igualmente, y según la misma norma, un sistema de trazabilidad constituye la “totalidad de datos y operaciones que permite mantener la información deseada de un producto y sus componentes a través de toda su cadena de producción y utilización, o de parte de ella”.


Esto quiere decir que la compañía debe estar en la capacidad de disponer, para cada producto, de datos suficientes para identificar, desde las materias primas e insumos utilizados en su elaboración, así como las particularidades de las etapas de transformación (como línea de producción, fecha y hora, turno, etc) hasta a qué cliente fue despachado un determinado lote de producto.


La exigencia de trazabilidad en los alimentos surge principalmente por dos grupos diferentes: las entidades regulatorias y los consumidores. El motivante fundamental de ambos es la necesidad de seguridad en la cadena alimentaria, especialmente frente a la presencia de componentes que pudiesen afectar a la salud del consumidor. Con cadenas de suministro en expansión, así como el potencial de incursionar en mercados cada vez más exigentes, es esencial mantener un sistema de trazabilidad que garantice no solamente el cumplimiento de las distintas regulaciones, sino la efectividad en tiempos de respuesta en caso de que se presente la necesidad real de un retiro de producto. El prestigio de tu marca puede estar en juego.


¿Cómo la tecnología puede optimizar el manejo de tu sistema de trazabilidad?


Volviendo a mis memorias sobre las auditorías, recuerdo pensar que debía haber una manera más fácil y rápida de realizar el Ejercicio de Trazabilidad, que a la vez me aporte con data correcta y actualizada en tiempo real. Después de todo, en un evento de retiro de producto la respuesta debe ser lo más ágil posible.


De hecho, la hay. Actualmente existen soluciones de software de fácil implementación, que permiten realizar un seguimiento en tiempo real de los distintos lotes del producto a lo largo de la cadena de manufactura y distribución.


Entre ellos está Wiibiq, que además al ser un software SAAS (en la nube) es una alternativa muy accesible, que se adapta a empresas de diversos tamaños y giros de negocio. Algunas características de Wiibiq que ayudarán a tu compañía a generar un sistema de trazabilidad más robusto, (y a demostrarlo durante una auditoría) incluyen:


1. Digitalización de registros de ingreso de materias primas e insumos y despacho de producto terminado, en los cuales se puede alimentar información relevante para la trazabilidad, como son los lotes y las fechas de elaboración y caducidad, además de adjuntar documentos como certificados de análisis de cada lote.


2. Generación de códigos QR con la información de cada ítem, lo cual permite al personal operativo registrar, en tiempo real, movimientos de inventario con el uso de dispositivos móviles. Esto a la vez, facilita la lectura de la información completa del producto en cualquier etapa de la cadena y en cualquier ubicación.


3. Digitalización del seguimiento de las órdenes de producción en tiempo real, donde es factible registrar líneas de producción asignadas, turnos de trabajo, paradas de línea y novedades observadas durante la fabricación.


4. Registro de las transacciones de inventario realizadas, tanto ingresos, como egresos y movimientos entre ubicaciones consideradas internas, o inclusive puntos de venta propios. Esto permite, por ejemplo, identificar las cantidades de un lote en particular despachadas a diferentes clientes, y las que aún se encuentran en alguna ubicación dentro de la empresa. ¡Justamente uno de los requerimientos del Ejercicio de Trazabilidad, en tiempo real y a un click de distancia!



Correo electrónico: info@cogcs.com










90 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo